Sal de hielo - Barra y mesas, un espacio creativo y gourmet en Arganzuela

En el número 140 de la calle Toledo, junto al Pasillo Verde y cerca del estadio Vicente Calderón, dentro del barrio y distrito de Arganzuela, zona que aúna casticismo capitalino y cosmopolita modernidad, ha abierto recientemente sus puertas Sal de Hielo, un nuevo local de más de doscientos metros cuadrados, con grandes ventanales abiertos a un coquetona terraza en temporada y una atractiva decoración que, distribuida en tres ambientes con dos amplias barras de altos veladores y una zona especial con mesas donde comer o cenar más íntimamente, invita al ocio creativo y provoca en el cliente una grata sensación de dinamismo y confort.

Su cocina de autor, aporta platos con fundamento de siempre, pero tocados de un tratamiento creativo y un sello de autor. A partir de las 10:30 de la mañana, en ese espacio acogedor podemos disfrutar de ese tentempié tan madrileño. Allí se puede tapear con cosas tan especiales, entre otras muchas, como “Mejillones escabechados en casa”, “Ensaladilla con mango y cecina”, “Carpaccio de lomo de orza casero con spaguetti a la tinta”, y comer o cenar a la carta en en la fórmula de Menú Semanal, con varios platos para elegir, disfrutando de carnes como “Lomo de buey “trinchao” con escamas de sal”, “Jarrete de ternera a la cerveza”, y tantos más, o pescados fresquísimos de temporada junto a algunos fijos como el bacalao desalado en dos formas “Dourado” o “Ajoarriero”, además de creativas ensaladas, finas verduras y potentes legumbres que se van alternando en la oferta según la estación.

Sal de Hielo, que en su afán innovador nos sorprende periódicamente con platos emblemáticos, brinda en estos días una soberbia “Bullabesa”, plato de origen marsellés, servido en dos vuelcos, la sopa con las salsas “rouille” y ajo negro para untar en el pan tostado, y un segundo de rodaballo y corvina con patatas confitadas.

A todo ello se suma un servicio atento y profesional y actividades diversas, como cenas con música, magia, sorteos o creaciones para fiestas señaladas, lo que completa el retrato apresurado de Sal de Hielo, nombre evocador de la exquisitez que sugiere la genuina sal de hielo o flor de sal, la quintaesencia que se recoge a mano en superficie para mantenerla en escamas. Un lugar diferente para un barrio diferente.

Contacto

Teléfono: 81 052 53 27

Horario:

Martes a Domingo 11:00 a 02:00

Información y reservas:

info@saldehielo.es

Calle Toledo, 140

28005 – Madrid

Tapeo de autor y
cocina de siempre